Skip to main content
Envío por tierra gratuito para pedidos por un valor de $99 o más. Consulte los detalles.
¡Mira nuestra guía de regalos!

Consejos: salir a correr con tu bebé

Siete consejos para salir a correr con una carriola para correr

 

1. Obtén el equipo adecuado para salir a correr con tu bebé

Correr solo es fácil. Todo lo que necesitas es un par de zapatos. Sin embargo, cuando se trata de correr con tu bebé, necesitas un equipo especializado. Una carriola para correr está diseñada para lograr velocidad y seguridad, ya sea un modelo de alto rendimiento para corredores más serios o uno más maniobrable que se adapte a entornos urbanos.

2. Puedes usar una carriola para correr a partir de los seis meses de tu bebé

¿Cuándo puedes comenzar a salir a correr con tu hijo? La mayoría de los expertos están de acuerdo en que deberías esperar hasta que el bebé tenga al menos seis meses. El motivo de esto es que la mayoría de los bebés no pueden levantar la cabeza hasta esa edad. Naturalmente, puedes obtener tu carriola para correr y empezar a usarla desde el nacimiento del bebé, pero solo úsala para caminar durante los primeros seis meses.

3. La seguridad primero con carriolas para correr seguras

No te conformes con nada menos que los más altos estándares en cuanto a diseño, flexibilidad, seguridad y calidad. Correr con un bebé al aire libre es algo completamente diferente que correr en las calles de la ciudad y la carriola para correr debe estar a la altura de la tarea. Busca funciones como un arnés de seguridad de 5 puntos y un freno manual integrado.

4. El momento oportuno para un bebé feliz

El momento oportuno es todo. Piénsalo como una ecuación simple: padres felices + bebé feliz = una corrida estupenda. Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo, pero asegúrate de prepararte y tener una actitud flexible. Con los bebés, es posible que debas ajustar tus planes según su estado de ánimo, pero a los niños pequeños, intenta involucrarlos en la actividad. Recuerda llevar agua, bocadillos, pañales y todo lo que se te ocurra. ¡Los necesitarás!

5. Consulta el clima antes de salir a correr con tu bebé

Recuerda a tu pequeño pasajero. Asegúrate de que la temperatura no esté demasiado calurosa o fría en la carriola. Una capota de múltiples posiciones añade protección. Asegúrate de encontrar una con una ventanita en la parte superior para ver al niño.

6. Explora los alrededores con una carriola todoterreno

Haz que correr sea una aventura y encuentra nuevos caminos. Una carriola para correr con ruedas grandes y suspensión hacen que el viaje sea más cómodo para tu hijo. Esto significa corridas más largas y rápidas para ti, y un mejor momento para tu hijo.

7. ¿Cómo debería correr con una carriola para correr?

Ante todo: sé flexible. Acepta que todo trote es un buen trote y que es muy probable que tus planes cambien. Quizás, no sea el trote de cinco millas que tenías en mente, pero un corredor de dos millas es mejor que nada, ¿no es verdad? En segundo lugar, tómalo con calma al comienzo. Necesitarás algo de tiempo para acostumbrarte a una zancada diferente. Incluso una carriola para correr ligera puede ser un desafío para subir una colina.

Artículos relacionados

Encuentra respuestas a tus preguntas

Preguntas frecuentes sobre carriolas

Cómo escoger la mejor carriola para correr para ti y tu hijo

Una guía para elegir la carriola para correr indicada para ti y tu familia