Skip to main content
Encuentra el regalo perfecto en nuestra guía de regalos de Navidad

Bacas para coche

Una baca para coche Thule ofrece espacio extra y flexibilidad para llevar las cosas, incluso de gran volumen. Deja que te ayudemos a encontrar la baca ideal para tu coche.  


Lo sentimos, pero actualmente no hay ningún producto recomendado que coincida con la información de su vehículo.


No hemos encontrado una solución para tu coche por alguna de estas razones:


  • No hay un lugar seguro donde montar el rack en el techo o en el suelo del vehículo.

  • El vehículo acaba de salir al mercado y estamos trabajando en una solución específica. Comprueba dentro de 4 o 6 semanas, es posible que tengamos alguna actualización.

  • Thule ha dejado de producir el kit de ajuste para ese vehículo.

Thule Canyon XT

Thule Canyon XT

Sólida y elegante baca para objetos de cualquier forma y tamaño.
407,90 €

Accesorios

Thule One-Key System

Thule One-Key System

Instala o reemplaza todas las cerraduras de los productos Thule y utiliza la misma llave con todos ellos.
Desde 33,90 €
Thule Trail LoadNet

Thule Trail LoadNet

Red de carga a medida, que se ajusta a la perfección a la baca Thule Trail.
Desde 92,90 €

Aventura: cualquier forma o tamaño

Las bacas Thule son la solución perfecta cuando precisas espacio extra para objetos especialmente voluminosos o con formas poco comunes. Como bolsa de carga abierta, te permiten subir la carga al techo del coche, sabiendo que siempre estará totalmente segura, gracias a las carenas que disipan el flujo de aire sobre la carga, la posición ajustable, las correas de agarre y las superficies de carga cubiertas de goma que ofrecen sujeción extra.

  • Perfectas para cargas voluminosas y más difíciles de transportar
  • Transporte seguro y protegido para tus cosas
  • Diseño reforzado pero elegante

Resistente para el transporte de la carga más pesada

Nuestras bacas se han diseñado para transportar tu equipaje con seguridad y estilo. En el Centro de pruebas de Thule, comprobamos que están a la altura, ahora y en el futuro, porque las sometemos a todos los exámenes imaginables. Para recibir la aprobación, tienen que superar todas las pruebas de impacto y simulaciones de uso y desgaste, además de exposiciones al calor, al frío, a la humedad, a productos químicos abrasivos e incluso a la luz del sol.