Skip to main content

Guía práctica

¿Cómo planear un viaje en casa rodante?: lista de verificación

Prepararte para unas largas vacaciones en tu casa rodante es fácil gracias a nuestra lista de imprescindibles.

No hay nada que se compare con explorar la vida al aire libre en tu casa rodante. Puedes tener toda la comodidad de tu hogar con el agregado de paisajes nuevos y hermosos.

Sin embargo, antes de partir, tal vez te estás rompiendo la cabeza para asegurarte de que llevas todo lo que necesitarás. No te preocupes, nuestras listas de verificación te darán una mejor idea de lo que debes preparar para tu viaje en casa rodante:


En este artículo:

 

¿Qué empacar para un viaje de carretera en casa rodante?

  • Cepillos de dientes
  • Protector solar y loción postsolar
  • Toallitas o pañuelos
  • Cepillo para el cabello
  • Repelente contra insectos
  • Bolso para productos de aseo personal con compartimientos separados para poder encontrar los productos con facilidad
  • Kit de primeros auxilios
  • Analgésicos y medicamentos de venta libre, como ibuprofeno, aspirina o paracetamol
  • Medicamentos específicos; recuerda tu medicación si es que tomas alguna
  • Gel antibacterial para evitar que los cortes se infecten
  • Ropa (algunas casas rodantes permiten colgar ropa directamente en los clósets)
  • Toallas
  • Calzado (usa un organizador de zapatos para ver todos los pares)
  • Cesto para colocar la ropa sucia
  • Cargadores para todos los artefactos
  • Linterna
  • Kit de herramientas para el auto
  • Kit de herramientas para bicicletas, si las llevas
  • GPS
  • Adaptador: a veces, un parque para casas rodantes solo ofrece enchufes de 30 amperios. Si tienes un cable de 50 amperios, necesitarás un adaptador (y viceversa)
  • Cubos de almacenamiento, bolsos de lona, contenedores de almacenamiento y organizadores. Todos los viajeros de casas rodantes experimentados saben lo rápido se puede desordenar una casa rodante. Además, el almacenamiento seguro significa que tus cosas no se saldrán de su lugar mientras manejas.
 

Preparación del equipo para el viaje:

  1. Revisa que todas las puertas de armarios y heladeras estén bien cerradas.
  2. Revisa que el resto de los muebles estén asegurados.
  3. Asegúrate de que todos los respiraderos estén cerrados.
  4. Llena el tanque con agua potable.
  5. Enciende la bomba de agua y revisa que funcione correctamente.
  6. Asegúrate de que la batería esté con carga completa.
  7. Revisa los neumáticos.
  8. Revisa en busca de fugas.
  9. Revisa si los electrodomésticos funcionan correctamente.

Lista de verificación de los accesorios de la casa rodante:

  • Toldo: los toldos para furgones extienden tu espacio habitable fuera del vehículo. Allí te puedes recostar para apreciar los hermosos paisajes y seguir protegido del sol o la lluvia. Los toldos se pueden ajustar al portaequipajes de techo, la pared o el techo del vehículo en sí mismo. Para un calce perfecto, encuentra un toldo que sirva para el modelo específico de tu vehículo.
  • Kit de correas para el toldo: estas correas sostienen el toldo y lo mantienen asegurado sin importar qué tan ventoso esté el día.
  • Paneles: se pueden ajustar uno o más paneles al toldo correspondiente. Los paneles delanteros o laterales pueden brindarte protección contra el sol agobiante o el viento y la lluvia. También se pueden combinar de muchas maneras para brindar una óptima protección. Además, puedes elegir una tienda de toldo completa que te ofrezca cobertura total y, al mismo tiempo, vistas panorámicas.
  • Soportes para bicicletas: si quieres cargar bicicletas en la parte trasera de la casa rodante, elige un soporte para bicicletas diseñado para que funcione a la perfección con ella. Ya sea que la casa rodante tenga espacio para un soporte para bicicletas o si deseas fijarlo a la parte trasera de tu vehículo.
  • Niveladores: estas herramientas ignoradas, pero excelentes te permiten ajustar el vehículo para que quede nivelado. Puede que no parezca la gran cosa, pero si la casa rodante está inclinada sobre un terreno irregular, puede que dormir y cocinar sea difícil, y hasta la heladera puede dejar de funcionar.
  • Candado: seguramente empacaste muchas pertenencias valiosas en tu casa rodante, así que es importante mantenerlas a salvo. Un candado para la casa rodante te garantiza ese nivel adicional de seguridad.

Para obtener el ajuste perfecto, asegúrate de que los accesorios que elijas sean adecuados para la marca de tu vehículo.

 

¿Qué alimentos llevar?

Según tu destino, las tiendas de comestibles pueden ser pocas y estar alejadas entre sí. Por este motivo, lleva alimentos básicos que durarán.

  • Alimentos básicos no perecederos: algunos buenos ejemplos son pastas, cuscús y lentejas.
  • Alimentos enlatados: los frijoles, las sopas, el maíz y las arvejas se pueden combinar con distintos platos.
  • Alimentos ultracongelados: vegetales congelados, carne o comidas congeladas listas para comer para los días relajados.

Consejo: haz tu propio pan. El pan que compres en la tienda se puede llenar de moho rápidamente. Pero los ingredientes básicos para hacer pan casero (aceite, agua, levadura en polvo, harina y sal) pueden durar mucho tiempo. Las recetas de pan para hacer en fogatas, como el pan de fogata, son simples y divertidas. Encuentra recetas fáciles en línea.

Recipientes para la heladera y el congelador: guarda los alimentos en recipientes de plástico. De esa manera, los alimentos sueltos no se moverán de un lado a otro en la heladera mientras manejas.

Planificación de una ruta para el viaje en casa rodante

  • Planea la ruta general. ¿Cuál es tu destino final? ¿Qué lugares quieres visitar en el recorrido?
  • Reserva estadías en campamentos o parques para casas rodantes. Consulta las reseñas en los sitios web, asegúrate de que permitan el ingreso de casas rodantes de tu tamaño. Haz las reservas: es mejor planificar con anticipación en vez de apresurarte por la noche buscando desesperadamente un lugar para descansar. Ten en cuenta que los lugares populares pueden no tener vacantes en la temporada alta.
  • Como último recurso, ubica posibles paradas a lo largo del camino. Algunas cadenas de negocios o estaciones de servicio permiten el estacionamiento nocturno de casas rodantes. Ubica un par en tu ruta planeada en caso de que no llegues a tu destino previsto a tiempo.
  • Planea tu ruta según tu batería. En una casa rodante, la electricidad no es ilimitada. Debes planear tu ruta de forma estratégica, asegurándote de que tienes la energía suficiente antes de llegar al próximo enchufe para poder cargar la batería. Si te quedas en un lugar sin electricidad, ten cuidado con el consumo de energía.
  • Planea tu ruta según el consumo de agua. De forma similar a la electricidad, deberás encontrar campamentos para casas rodantes que te permitan descargar los desechos y recargar el tanque de agua limpia. Planea tu ruta de modo que tengas suficiente agua entre los campamentos que ofrecen estos servicios. También ten cuidado con las duchas.
  • Usa una aplicación. Hay muchos organizadores de viajes en casas rodantes en línea que pueden ayudarte a averiguar una buena ruta.
 

Algunas aplicaciones que te ayudan a planear tu viaje en casa rodante:

  • iOverlander: te permite encontrar destinos de campamento y leer reseñas de otros viajeros. Disponible en todo el mundo.
  • Stellplatz Europe: encuentra destinos para casas rodantes, reseñas y comodidades en campamentos. Disponible en Europa.
  • Roadtrippers: ingresa tus lugares de partida y de llegada y otras preferencias (¿Quieres manejar en carreteras pintorescas? ¿O visitar un museo por el camino?). Luego, te sugieren la ruta perfecta. Disponible en todo el mundo.
 

Artículos relacionados

¡Descubre lo que la espectacular vida al aire libre tiene para ofrecer!

¿Quieres acampar, hacer senderismo o explorar nuevos lugares con tu furgón? Hay una aventura al aire libre para todos.

Ciclismo

Equípate para tu aventura en bicicleta