Portaequipajes para camionetas y furgones

Los portaequipajes para camionetas y furgones Thule aumentan tu capacidad de carga a un nuevo nivel. Permítenos recomendar el portaequipajes ideal para tus necesidades.

Encuentra la solución perfecta

Selecciona el tipo de automóvil que posees.

Restablecer la selección del tipo de techo

Selecciona una barra de carga para continuar.

Selecciona el tipo de automóvil que posees para continuar.

Selecciona la caja de tu camioneta

Barra de carga Thule

Productos recomendados

Lo sentimos, actualmente no hay productos recomendados que coincidan con los detalles de tu vehículo. No hemos encontrado una solución para tu vehículo ya sea porque:


  • No hay un espacio seguro para montar un rack al techo o a la caja de camioneta de tu vehículo.

  • Tu vehículo es nuevo en el mercado, estamos buscando una solución. Vuelve a revisar en 4 a 6 semanas ya que podremos tener una actualización.

  • Thule ya no fabrica el kit ajustable para tu vehículo.

Cambia tus selecciones e intenta nuevamente.

Proporciona la información detallada de tu automóvil.

Selecciona la caja de tu camioneta.

Proporciona la información detallada de tu automóvil.

Lleva tu camioneta o furgón al siguiente nivel

Con un portaequipajes para camioneta o furgón Thule, obtienes todo un nuevo mundo de posibilidades. En nuestra variada oferta de opciones de transporte tenemos todo lo que necesitas, desde la semana de trabajo hasta el fin de semana. Con distintas soluciones ajustables, versátiles y aerodinámicas, puedes encontrar fácilmente el portaequipajes perfecto que se ajuste a tus necesidades. Agrega un soporte Thule o un accesorio para maximizar la capacidad de transporte y sacar el máximo provecho de tu vehículo.

Probados hasta el límite y más allá

En Thule, nuestra principal prioridad es tu seguridad y la de la gente que te rodea. En el Thule Test Center™, nuestros portaequipajes para camionetas y furgones solo cumplen con nuestros estándares después de superar numerosas pruebas de choques y simulaciones de desgaste, como así también extremos de calor, frío, humedad, luz solar e incluso productos químicos abrasivos. Por lo que una vez que termines de cargar, ¡lo único que debes hacer es concentrarte en el camino y la aventura que te aguarda!