Asientos de bicicleta para niños

Los asientos de bicicleta para niños son ideales para viajes al trabajo o para aventuras en familia: son seguros, fáciles de usar y cómodos, para paseos cortos o largos.


Que tu hijo no se pierda el viaje

Un asiento de bicicleta para niños trasero o un asiento de bicicleta para bebés delantero es una gran opción para enseñarle el mundo a tu hijo desde tu bici. El diseño inteligente, elegante e intuitivo, con sencillas funciones para montar y desmontar, te dará a ti y a tu valioso pasajero un paseo seguro, fácil y agradable. Y durante varios años, ya que los reposapiés y las correas se ajustan al crecimiento de tu hijo.

  

Con un asiento de bicicleta para niños Thule obtienes:

  • un asiento que cumple el estricto estándar internacional de seguridad infantil;
  • hebilla de seguridad a prueba de niños en el arnés acolchado;
  • acolchado desmontable, repelente al agua, lavable a máquina y reversible;
  • Cierra con el sistema Thule One-Key (cerradura incluida).

Desde 9 meses hasta 6 años

Si bien debes consultar con un pediatra en caso de bebés menores de un año, el asiento trasero se ha diseñado y comprobado para niños de 9 meses a 6 años, y hasta 22 kilos. La función de ajuste con una mano permite reclinarlo en cinco posiciones diferentes y además incluye un reflector y un punto de conexión de luz de seguridad para aumentar la visibilidad. El asiento delantero diseñado para niños de 9 meses a 3 años y hasta 15 kg le da a tu hijo el mismo paseo cómodo y seguro, pero sobre el manillar, para que disfrute la vista contigo.

Diseñado para la carga más preciada de todas

En el Centro de pruebas de Thule, comprobamos la seguridad de uso de nuestros productos. Y lo llevamos al extremo con los asientos de bicicleta para niños, para asegurar que cumplan, e incluso superen, los estándares de seguridad internacionales más estrictos, como el sello de aprobación TÜV. Después de todo, tu hijo y tú deben poder sentir la libertad para disfrutar de las maravillas que los rodean, sabiendo que llevas un asiento para niños fabricado y comprobado con la seguridad de tu hijo como prioridad.