Accesorios para bicicletas

Los accesorios para bicicletas Thule permiten aumentar la capacidad que se transporta para que los recorridos en bicicleta sean más largos y divertidos. Deja que te ayudemos a descubrir nuevas oportunidades.  


Añade nuevas posibilidades a la bici

Nuestros accesorios para bicicleta te ayudan a transformar la experiencia sobre dos ruedas e incluso a descubrir nuevos viajes. La gama de accesorios incluye bolsos, portaequipajes y cestas, así como fijaciones de manillar para linternas, teléfonos y cámaras de acción. También puedes elegir entre maletas rígidas o flexibles para usar tu bicicleta en aventuras especiales lejos de casa. Las posibilidades son infinitas, solo dependen del lugar al que quieras llegar.

  

Qué se puede esperar de los accesorios para bicicletas Thule:

  • seguridad, estilo y soluciones inteligentes para viajes largos o trayectos cortos;
  • distintas posiciones de almacenamiento para aumentar la capacidad de carga en la bici;
  • accesorios de manillar para recorridos llenos de acción;
  • maletas de transporte para bicicletas para largas aventuras.
  • Carga tus cosas y sal a la carretera

    Cuando llevas encima todo lo que necesitas, puedes prolongar el tiempo que pasas en la carretera o asumir desafíos mayores. Claro que también ayuda si puedes desplazarte al trabajo en bici con lo que necesitas para el día. La gama de accesorios para bicicletas de Thule ofrece opciones muy diferentes para guardar cosas y se adapta a tu vida sobre dos ruedas. Puedes combinar una amplia variedad de bolsos, racks y cestas, y llevar lo necesario para pasar una noche fuera o para viajes de fin de semana que te abrirán nuevos horizontes.

    Seguridad y firmeza en el asiento

    Puedes relajarte con la seguridad de que los accesorios para bicicletas Thule sujetarán tus cosas y las mantendrán seguras. En el Centro de pruebas de Thule, sometemos todos los productos a múltiples pruebas para asegurar que no fallen aunque se los presione con fuerza. Desde simulaciones con cargas pesadas y largas distancias hasta la exposición al calor, al frío, al agua y al sol: han ido al fin del mundo y han vuelto. Eres libre para disfrutar de la brisa en la cara y la ruta ante ti.