Barras de techo

Todo empieza con una barra de techo Thule. Hazte con las barras de techo y los soportes perfectos, y después añade opciones. Escribe los datos de tu coche y te mostraremos lo que te viene mejor. 

Selecciona tu coche

Selecciona una barra de carga para continuar.

Selecciona tu coche para continuar.

Barra de carga Thule

Productos recomendados

No hay productos recomendados que se ajusten a lo que pides.

Cambia las opciones seleccionadas e inténtalo de nuevo.

Indícanos los datos de tu automóvil.



Tu barra de techo. Tu camino.

Encontrar la barra de techo perfecta de Thule no puede ser más sencillo. Elige con exactitud la que necesitas según el modelo, marca y año de tu automóvil. Te mostraremos la solución adecuada de soportes y barras de techo sólidas y duraderas, con el kit de ajuste. O elige la barra de techo todo en uno, montada, que ya responde a tus necesidades. Por último, añade opciones, como cerraduras y correas de bloqueo para cubrir todos los ejes.

  

Para tener una barra de techo completa de Thule, necesitas: 

  • soporte de rack firme y seguro
  • barras de techo resistentes y aerodinámicas
  • barras de techo premontadas todo en uno
  • accesorios para barras de techo

Con una barra de techo, te puedes llevar tu vida de viaje.

Con una barra de techo Thule, puedes irte a la aventura sabiendo que llevas todo lo que quieres contigo. Cuando se combina con otros productos Thule, nuestras barras de techo también son el punto de partida para transportar material extra para vivir tus pasiones, con abrazaderas para bicis, esquís, canoas o kayaks, y tablas de surf. Sin mencionar los cofres de techo o las espaciosas bacas para cargas especiales

Probados hasta el límite y más allá.

Nuestra prioridad es la seguridad, la tuya y la de tu gente. Nuestros kits de ajuste aseguran que las barras de techo se ajustan a tu coche con la máxima seguridad y firmeza. Además, en el Centro de pruebas de Thule, nuestros productos solo reciben el sello de aprobación después de superar numerosas pruebas: golpes, uso y desgaste, calor, frío, humedad, luz solar e incluso productos químicos abrasivos. Todo para darte la libertad de concentrarte en las aventuras que te aguardan.